La industria de Servicios con S de Solar

La energía solar no sólo es electricidad, ¡también es calor! Y si existe un sector que se beneficiaría rápidamente de incluir energía solar para generar algo más que la electricidad es la industria de servicios. Hoteles, spas restaurantes, hospitales, centros educativos, deportivos y recreativos, ¡esta es su oportunidad!

Mientras muchas empresas y organizaciones del sector servicios están avanzando rápidamente en obtener su electricidad a través de una fuente renovable como la solar con paneles fotovoltaicos, lo cierto es que no están avanzando tan rápido en lo que a energía térmica respecta, es decir, al calor. Actualmente, hay soluciones asequibles y confiables que ayudarían a acelerar la transición hacia el uso de energías limpias de una manera integral en la industria de servicios. Básicamente se trata de usar el mismo sol para cubrir su demanda de calor (agua caliente) con tecnologías de calentamiento solar.

Sin embargo, nos enfrentamos a retos donde los esfuerzos para lograr la transición energética dejan desatendidos a los usos más demandados. Te explicamos:

Marisol Oropeza, fundadora de Heat Changers, ejemplificó este problema de una manera simple en su artículo de abril en Energía Hoy: imaginemos que tenemos un pastel que está dividido en tres pedazos de diferente tamaño y toda la gente busca el pedazo más pequeño, dejando de lado al más grande. Este pastel representa el uso final de la energía dividido en tres necesidades: eléctrica, movilidad y térmica.

Los esfuerzos se han centrado en la electricidad, en la que se ha logrado cubrir hasta una tercera parte de su generación con energía renovable a pesar de ser el pedazo más chico. Le sigue la generación de energía para movilidad (transporte) que tiene otros desafíos. Pero el pedazo más grande, que es la generación de energía térmica—y es casi la mitad del pastel—sigue siendo dependiente de los combustibles fósiles pues apenas ha logrado cubrir poco menos del 10% con energía renovable.

Solucionar este problema es nuestra especialidad.

Energía térmica solar para todos los gustos

Antes que nada, ¿qué se puede lograr con la energía solar térmica? Prácticamente lo mismo que con cualquier combustible fósil. Las tecnologías de calentamiento solar satisfacen diferentes requerimientos de temperaturas:

Temperaturas bajas: para procesos que no requieren más de 150°C (302°F), como ebullición, limpieza, pasteurización, esterilización, secado, vapor, cocción y encurtidos.

Temperaturas medias: el rango va de 150°C hasta 400°C (302°F a 752°F) y es ideal para procesos de destilación, derretimiento de nitratos, tintura y compresión.

Temperaturas altas: y sí, se puede lograr que se alcance el calor necesario para procesos de transformación de materiales o mover turbinas, que necesitan más de 400°C (752°F).

¿Dónde se puede usar energía solar térmica en el sector de servicios?

Gran parte de las necesidades térmicas del sector de servicios se encuentran en el rango de temperaturas bajas y quedan cubiertas con sistemas térmicos solares de larga duración y que requieren poco mantenimiento.

¿Necesitas ejemplos más concretos? Aquí te dejamos algunas ideas de dónde deberíamos usarlos:

En hoteles, resorts y spas: para la climatización de piscinas, agua caliente sanitaria, lavandería, cocina y calefacción de espacios.

En centros deportivos y recreativos: parecido a los anteriores, para la climatización de piscinas, agua caliente para duchas y baños de vapor, servicios de lavado, limpieza y desinfección.

En restaurantes y cafeterías: para el agua caliente sanitaria y procesos de limpieza y desinfección.

Centros de salud y servicios hospitalarios: agua caliente para uso sanitario, calefacción de espacios, procesos de desinfección, limpieza y esterilización.

Sistema solar térmico en un hospital de Panamá. Foto de Jesús González
Sistema solar térmico en un hospital de Panamá. Foto de Jesús González

¿Y qué beneficios se pueden esperar?

El más importante: tener un mundo mejor. Apostar por estos cambios desde el sector público y privado es aceptar que nuestra contribución ayuda a combatir el cambio climático pues nos acerca a las metas que necesitamos en el mundo. La transición a la energía solar térmica resulta en una reducción inmediata de las emisiones de gases efecto invernadero, lo que hace que nuestra huella de carbono sea cada vez menor.

Algunos beneficios de transitar a la energía solar térmica desde el sector de servicios son:

Económicos: aunque hay empresas que temen esta decisión financiera, el cambio a solar se traduce inmediatamente en la reducción hasta del 70%, en el costo de energía eléctrica o de gas para agua caliente en un periodo de hasta 25 años. Además, recuerda que muchos países tienen beneficios y subsidios para quienes apuestan por la energía renovable.

Ambientales: sí, ya dijimos ayuda a ser parte de la construcción de un mundo mejor, pero la disminución de la huella de carbono del negocio va más allá de lo que se deja de usar directamente, también se extiende al acortar las cadenas de abastecimiento, a tener un aire y agua más limpios.

Sociales: el beneficio se amplía a las comunidades y ciudades que habitamos, a las personas que trabajan en el sector solar, a promover el desarrollo de tecnología, impulsar la economía local y descentralizada, lo que demuestra el interés por aportar a nuestra sociedad, se predica con el ejemplo y apuesta por el cambio.

Reputación: a los Heat Changers no nos gusta el greenwashing y la reputación va más allá de tener una etiqueta que diga “eco” u “orgánico”. Las acciones que reducen considerablemente el impacto negativo de las actividades económicas en el medio ambiente, no sólo contribuyen a alcanzar las metas globales de reducción de emisiones, sino también muestran el compromiso de las empresas para ofrecer un servicio verdaderamente sostenible que prefieren cada vez más clientes.

Si hay dos tecnologías solares ¿se tiene que elegir una?

No. Todo es cuestión de realizar un diagnóstico energético y dimensionamiento correctos. Existen proveedores que pueden instalarte ambas tecnologías para hacer el mejor uso del espacio y del recurso solar. Otra de las grandes ventajas de la solar térmica es su eficiencia, es decir, cuánto calor pueden suministrar los colectores con la energía solar y el espacio disponible.

La eficiencia de los colectores solares térmicos es de entre 70 y 80% (es decir aprovechan casi todo el sol para llevar a cabo su misión), mientras que la de los paneles fotovoltaicos es de 20% en el mejor de los casos. Esto hace que los colectores solares térmicos requieran mucho menos espacio para satisfacer la mayor necesidad (el pedazo más grande del pastel) y así dejar cabida a la generación eléctrica (el pedazo más pequeño del pastel).

Energía solar: las diferencias para electricidad y calor
Comparación de la eficiencia de los paneles fotovoltaicos y los colectores solares térmicos.

En el post Mundo, ante el problema de energía… ¡ya tenemos la solución! Pascual Polo y Juan nos explican todo el contexto de la infografía  anterior. 

Como se aprecia en la fotografía aérea del Hotel Expo Abastos en la ciudad de Guadalajara, Jalisco en México, en el techo coexisten las dos tecnologías solares: paneles fotovoltaicos y colectores solares térmicos (sección en la parte superior derecha) para cubrir la necesidad energética del inmueble de manera integral. Ambas se parecen, pero sirven para dos cosas distintas.

Techo solar del Hotel Expo Abastos en Guadalajara, México. Foto de David Contreras

El sistema solar térmico instalado por la empresa Tecnosol consiste en 30 colectores solares planos que suministran 5,000 litros de agua a 55 °C (131°F) diariamente, lo cual satisface la demanda de agua caliente para las habitaciones, la lavandería y los baños públicos que se encuentran en el mismo edificio. En el cuarto de máquinas se realizaron ajustes mínimos y no hubo mayor inversión dado que se aprovecharon los tanques de almacenamiento de agua caliente que ya existían. Además, las calderas que solían encargarse de realizar la misma función pero con gas LP, ahora fungen meramente como respaldo por las noches.

Cuarto de máquinas con calderas de gas y tanques de almacenamiento de agua caliente en un hotel de México.
Cuarto de máquinas del Hotel Abastos en Guadalajara, México. Foto de David Contreras

¿Cómo dar el paso hacia un servicio no solo de calidad sino sostenible?

Cambiar a la energía solar da libertad y seguridad y algunas empresas se sienten dudosas de dar este paso, pero si te hemos convencido, te recomendamos explorar nuestros podcasts, como éste donde hablamos de los calentadores solares para albercas o piscinas, y acercarte a especialistas en el tema que forman parte de nuestra comunidad. Es importante que te evalúes las propuestas de diferentes empresas proveedoras de tu región para que hagan un diagnóstico correcto de tu consumo y procesos, resuelvan tus dudas y te expliquen el tipo de tecnología adecuada para tus necesidades.

Según Daniel García Valladares, Director General de Módulo Solar, los requerimientos de las actividades del sector de servicios pueden variar mucho de una a otra, no es lo mismo lo que necesite un hospital que un pequeño espacio de fitness o un centro deportivo como el Club Berimbau. Por eso, recomienda, que al dar el paso se reconozca la importancia de acercarse y conocer las opciones, seleccionar especialistas que puedan hablar de rentabilidad, analizar los retornos de inversión y conocer los planes financieros.

Calentadores solares descubiertos para climatización de albercas en el Club Berimbau en México. Foto de Marisol Oropeza
Calentadores solares para climatización de albercas en el Club Berimbau en México. Foto de Marisol Oropeza

Autora: Laura Yaniz Estrada, Consultora en Comunicación.

Se buscan: mujeres con mentes verdes, que se preocupen, ocupen, cuiden y atrevan

Women’s participation accelerates environmental decision-making.

CEOs, emprendedoras, ingenieras, gerentes, mercadólogas… el mundo necesita una red sólida y fuerte de mujeres con mentes verdes y estratégicas. Para que podamos hacer frente al cambio climático, el sector industrial necesita transformar su suministro de energía, y está demostrado que la participación de las mujeres acelera la toma de decisiones ambientales.

El sector industrial requiere más mujeres con habilidades y mentes verdes, mujeres que sepan que cuidar* y preocuparse es una fortaleza, no una debilidad.

*Escribimos este artículo originalmente en inglés, donde usamos el extendido significado del verbo “to care”, que va más allá de cuidar, sino que implica dar importancia y sentir interés por algo, atender seriamente algo, preocuparse y ocuparse. Lo explicaremos más adelante.   

Cuidar y preocuparse significa pensar estratégicamente para planificar el futuro, ser conscientes de las necesidades a nuestro alrededor, estar conscientes de los recursos que tenemos y cómo gestionarlos. Cuidar también significa ser creativa, encontrar soluciones y perseguir con pasión los proyectos que sabemos mejorarán nuestras vidas.

A lo largo de la historia de la humanidad, el cuidado (ocuparse de los otros) se ha delegado a las mujeres como un trabajo no remunerado, no reconocido e infravalorado. Se convirtió en un aspecto indeseable que definió las trayectorias profesionales de las mujeres, normalmente en puestos subordinados y de servicio. Pero ahora el mundo necesita líderes que cuiden y se preocupen por el futuro, que piensen en los otros… y a las mujeres, esto les importa.

Cuidados verdes, decisiones verdes

Foto de Christina @ wocintechchat.com en Unsplash

«Cuidar» trasciende el discurso antiquísimo de que las mujeres lo hacen por tener un «don» natural. Se trata de un conjunto de habilidades útiles para tomar decisiones: es la capacidad de supervisar, gestionar, vigilar, preocuparse y ocuparse, y hacerlo atentamente con responsabilidad y juiciosamente.

Todas son habilidades interpersonales necesarias para crear una red de personas empoderadas que puedan impulsar la transición energética que la sociedad necesita para hacer frente al cambio climático y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Necesitamos que más mujeres den estos pasos. Ya se ha demostrado que las mujeres líderes son más proclives a apoyar la acción por el clima y las decisiones en materia de sostenibilidad.

A nivel mundial, los países con una mayor proporción de mujeres en sus parlamentos son más propensos a ratificar tratados ambientales y a adoptar políticas frente al cambio climático. El mismo comportamiento se repite en el sector privado. Según un estudio de Bloomberg NEF y de la Sasakawa Peace Foundation, las empresas con una mayor proporción de mujeres en sus juntas directivas son más propensas a mejorar la eficiencia energética, reducir el impacto ambiental de sus compañías e invertir en energías renovables.

Las mujeres desempeñan un papel clave como promotoras de un enfoque sostenible en sus lugares de trabajo. El liderazgo femenino suele orientarse a largo plazo, lo que ayuda a tomar decisiones para abordar problemas como el gasto de energía y la transición a energías renovables, según un estudio realizado por la Universidad de Urbino (Italia).

La suficiencia y eficiencia energéticas, así como la integración de fuentes renovables de energía son tres procesos que las mujeres pueden liderar en el mundo empresarial.

Se requieren agallas para ser verdaderamente sostenible

El liderazgo femenino puede llevar la revolución verde a un nivel más profundo: a la sala de máquinas de la fábrica, las entrañas de cualquier empresa. Utilizar fuentes renovables de energía desde el origen para fabricar productos con una baja huella de carbono u ofrecer servicios limpios debería ser afín a la propia naturaleza de los negocios. Convencionalmente, los responsables de la industria no se han atrevido a alejarse de los combustibles fósiles en las distintas fases de producción. Aparentemente, la opción tradicional es suficientemente fiable, eficiente y barata.

Sin embargo, el cambio climático y la crisis geopolítica han demostrado lo contrario. Además, el desarrollo de tecnologías limpias está lo suficientemente maduro como para competir con las opciones altamente contaminantes. Puede que el lobby de las energías renovables no sea tan poderoso y agresivo como el de los combustibles fósiles, y que los líderes aún no confíen en abandonar el gas, el petróleo o el carbón, pero recordemos que el 70% del consumo mundial de energía final en el sector industrial se destina a la generación de calor, y el 95% se cubre quemando combustibles fósiles. Nosotros, como humanidad, debemos preocuparnos por estos datos. ¿Y si las mujeres lo cambiamos?

Existe una amplia gama de tecnologías de calor solar que se complementan y sincronizan con otras fuentes de energía renovables para convertirse en el dream team del calor limpio para usuarios de casi todos los sectores industriales: alimentos y bebidas, químico, farmacéutico, automotriz, minero, etc. Las opciones van desde colectores de plástico o calentadores de aire que alcanzan las temperaturas necesarias para los procesos de secado en la agroindustria, pasando por colectores solares de tubos evacuados o de placa plana de alta eficiencia que combinados con bombas de calor suministran de forma fiable hasta 90 °C para diversos procesos, hasta sistemas de concentración solar que suministran calor por encima de 350 °C.

German brewery with solar thermal collectors from AKOTEC on the facade. Picture from Enersolve.
German brewery with solar thermal collectors from AKOTEC on the facade. Picture from Enersolve.

El cambio al relativamente desconocido calor solar puede parecer aterrador y arriesgado. Pero si hay que tener agallas, las mujeres líderes que se preocupan pueden ser las que se ocupen y se atrevan a cambiar. Alexandra Sutu de Solar Heat Europe , es una de las líderes femeninas del sector solar térmico que presiona por un mejor marco regulatorio para las tecnologías de calentamiento solar en la Unión Europea. Katrin Sprenger es la CEO de la empresa alemana AKOTEC, líder en la fabricación de colectores solares térmicos. Marisol Oropeza es la fundadora de Heat Changers, una iniciativa internacional de concienciación sobre las tecnologías de calor solar, su confiabilidad y potencial para usuarios residenciales, comerciales e industriales. Tómate 17 minutos para escuchar lo que tienen estas mujeres tienen que decir sobre la descarbonización de la industria con energía solar.

¿Eres una de las mujeres líderes del sector industrial que se atreverá a convertirse en una Heat Changer y a utilizar el calor solar en su fábrica? Escríbenos y juntas podremos definir cómo llevar tus esfuerzos de sostenibilidad al siguiente nivel. Hay muchas personas expertas en la industria de la energía solar que estarán más que felices de conectarse con líderes del lado de la demanda para diseñar soluciones a la medida.

Cultivando una red verde

Foto de Nick Fewings en Unsplash

A pesar de que las mujeres somos la mitad de la población mundial, sólo un tercio forma parte de la mano de obra en el sector de las energías renovables, según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA). De acuerdo con IRENA hay algunas razones que explican esta situación: en primer lugar, existen barreras culturales y sociales basadas en la percepción de los roles de género que pueden apartar a las niñas de las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemátcias (STEM: Science, Technology, Engineering and Mathematics) desde una edad temprana. Además, la falta de flexibilidad en el lugar de trabajo puede hacer que las mujeres se topen con el techo de cristal y, por último, la falta de mentores.

Sin embargo, hay datos que respaldan la necesidad de incorporar a más mujeres a la toma de decisiones. Para que se produzcan los cambios necesarios en las empresas hacia las energías renovables, necesitamos mujeres con conocimientos STEM, pero también CEOs convencidas de los beneficios de estas decisiones, mujeres especialistas en marketing, ventas, administración… todas ellas pueden actuar como mentoras y contribuir colectivamente al fortalecimiento de una red verde.

El futuro surgirá de las mentes verdes de las mujeres que realmente se preocupan, ocupan, cuidan y atreven.

¡Comparte el artículo con una mujer que se preocupa y está marcando la diferencia!

Autora: Laura Yaniz Estrada, Consultora de Comunicación.

Síguenos en redes sociales y otras plataformas digitales para aprender más sobre calor solar.